LA RECETA MAS ANTIGUA DEL MUNDO (HIMNO A NINKASI)

La receta de cerveza más antigua del mundo

Tan pronto como los humanos aprendieron a cultivar granos, hace unos 13,000 años, se hizo presente la fermentación como un fenómeno natural.

Pero no es hasta el siglo V AC que tenemos fuentes que documentan la producción deliberada de cerveza en la antigua Sumeria.

Sin embargo, la cerveza ha sido descrita como la “partera de la civilización” debido a su papel central en la agricultura, el comercio, la urbanización y la medicina.

La diosa Ninkasi

La cerveza llegó a ser tan importante para la antigua cultura mesopotámica que los sumerios crearon una diosa para la cerveza y su elaboración, Ninkasi , y un poeta anónimo, herido con sus poderes, le escribió un himno en 1800 AC.

Una hija del poderoso creador Enki y Ninti, “reina del lago sagrado”, Ninkasi es una deidad mucho más conmovedora dado el papel de las mujeres en la cultura antigua como cerveceras respetadas.

Himno a Ninkasi

El “Himno a Ninkasi ” no solo proporciona una idea de la importancia de esta costumbre en la mitología sumeria, sino que también nos da una receta para prepararla, la receta de cerveza más antigua de la historia.

Traducida desde dos tabletas de arcilla el poema contiene instrucciones lo suficientemente precisas como para fabricar una cerveza.

tablillas himno a ninkasi

Nacida del agua corriente,

cuidada tiernamente por los Ninhursag.

Nacida del agua corriente,

cuidada tiernamente por los Ninhursag.

Habiendo fundado tu ciudad junto al lago sagrado,

ella construyó sus grandes murallas para ti.

Ninkasi, habiendo fundado tu ciudad junto al lago sagrado,

ella construyó sus grandes murallas para ti.

Tu padre es Enki, el Señor Nidimmud,

tu madre es Ninti, la reina del lago sagrado.

Ninkasi, tu padre es Enki, el Señor Nidimmud,

tu madre es Ninti, la reina del lago sagrado.

Eres la que maneja la masa [y] con tu gran pala

mezclas en un pozo el bappir con dulces condimentos.

Ninkasi, tú eres la que maneja la masa [y] con tu gran pala

mezclas en un pozo el bappir con [dátiles] miel.

Tú eres la que cocina el bappir en el gran horno,

ordenando las pilas de granos pelados.

Ninkasi, tú eres la que cocina el bappir en el gran horno,

ordenando las pilas de granos pelados.

Eres la que humedece la masa de malta en el suelo,

mientras tus nobles perros apartan aún a los potentados.

Ninkasi, tú eres la que humedece la masa de malta en el suelo

mientras tus nobles perros apartan aún a los potentados.

Tú eres la que pone en remojo la malta en una jarra,

las olas se elevan, las olas caen.

Ninkasi, tú eres la que pone en remojo la malta en una jarra

mientras las olas se elevan y las olas caen.

Eres la que extiende la masa cocida y triturada sobre grandes filtros de

junco de junco [entretejido,

la frescura vence;

Ninkasi, tú eres la que extiende la masa cocida y triturada sobre grandes

filtros de junco [entretejido,

y la frescura vence.

Eres la que sostiene en ambas manos la cerveza fresca,

fermentándo[la] con miel [y] vino.

(Tú, la dulce cerveza nueva en la vasija)

Ninkasi, (…)

(Tú, la dulce cerveza nueva en la vasija)

La cuba de filtrado, con su agradable sonido,

tú la pusiste adecuadamente en una gran tina colectora.

Ninkasi, la cuba de filtrado, con su agradable sonido,

tú la pusiste adecuadamente en una gran tina colectora.

Cuando derramas de la tina colectora la cerveza ya filtrada

es [como] las crecidas del Tigris y del Éufrates,

Ninkasi, tú eres la que derramas de la tina colectora la cerveza ya filtrada,

y es [como] las crecidas del Tigris y del Éufrates

Como se ve si se lee con atención, escondida dentro del texto religioso del himno se encuentra la receta de la cerveza sumeria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *