El trigo aporta a la cerveza unos matices muy característicos, como la sensación de más frescor, esto es debido a la acidez que aporta este cereal.
            El trigo es una planta de la familia de las gramíneas, angiosperma, monocotiledónea, del genero Tricum. Está dispuesta en cañas finas de 50 cm. de altura aproximadamente, terminando en unas espigas que alojan el grano. Es sutilizada para fabricar pan, con la harina que se obtiene del molido del grano, pero también se utiliza para la fabricación de cerveza.
            Hay cinco tipos con características bien determinadas, trigo común, trigo duro, trigo Polonia, trigo escanda y trigo espelta, Dentro de cada tipo hay muchas variedades.
            Para la fabricación de cerveza, al igual que con la cebada, en el trigo lo que se busca es que el grano sea rico en almidón y dextrinas, cualidades que tiene el trigo en proporciones similares o superiores a la cebada, pero presenta una serie de problemas para elaborarse cerveza con solo trigo y es que la germinación forzada para el malteado es bastante más dificultosa que con la cebada y el alcohol obtenido se altera con mucha facilidad, por lo que se utiliza menos para la fabricación de cerveza. De hecho lo que normalmente se denomina cerveza de trigo es una cerveza elaborada con cebada y que puede llegar a tener un 25 % de trigo, presentando esa turbidez característica de estas cervezas.