LA CERVEZA EN LATA O BOTELLA

Cada cosa tiene su momento y cada cual sus preferencias, sobre gustos no hay nada escrito, y bla bla bla… pero en el aire siempre resuenan las mismas grandes preguntas ¿sabe diferente la cerveza en lata y en botellín? ¿Es mejor beber del vidrio que del metal? E incluso el interrogante de los más incrédulos: ¿Es la misma cerveza la que se envasa en lata y botella?

Sí, la cerveza es la misma pero el envasado es diferente ya que en la botella, al tener un cuello muy estrecho es fácil desplazar el oxígeno y taponar en ausencia de este “veneno” para la cerveza. En cambio la lata tiene una abertura muy grande y es más complicado taponarla en ausencia completa de oxígeno por lo que el proceso de oxidación de la cerveza en lata es mucho más rápido que en cualquier otro envase. Este proceso da a la cerveza sabores a metal o papel, por eso mucha gente dice que la lata sabe a lata. ¿Por qué se sigue empleando este formato si se conserva mejor en el vidrio? La comodidad para apilarlas, transportarlas y almacenarlas también suma puntos.

Otro dato curioso que diferencia a estos dos formatos es que la botella suele llevar un extra de gas carbónico, el motivo; aunque muchos apoyan directamente la boca sobre el cuello de la botella la idea inicial es vaciar el contenido en un vaso o copa, y en este proceso se pierde una pequeña parte del gas. Sin embargo la lata está pensada para playa, piscina, excursiones al monte, donde se bebe directamente desde el recipiente contenedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *