La cebada es el cereal más apropiado y utilizado para la fabricación de cerveza confiriendo a esta el color y el dulzor.
       Por su composición, es el cereal que mas diátesis genera durante su germinación, debido a su bajo contenido de proteínas y alto en almidón, (60-70%), y gran cantidad de encimas que degradan ese almidón, que se convertirá en azucares (maltosa), aportando a ésta sabores suaves y dulzones, necesarios para que las levaduras puedan fermentar.
       La cebada es una planta de la familia de las gramíneas, con unas cañas de unos 50 centímetros de altura coronadas por una espiga, que aloja el grano.
       Es una planta anual y dependiendo de la especia se cultivará en invierno, o primavera, (marzo).
       La cebada tiene varis sutilidades alimenticias; caballar, destinada para hacer piensos para la alimentación de animales y algún uso para consumo humano y la cebada cervecera de las que conocemos muchas especies como: cebada común, cebada de invierno, alcacel, cebada de seis filas, cebada exagonal, cebada de dos filas, cebada plana, cebada celeste, cebada desnuda de dos filas, pero la más utilizadas para la elaboración de la cerveza son la cebada común de dos filas.
       Es importante que esté almacenada en lugares limpios, alejados del calor y la humedad para evitar germinaciones no deseadas que estropean el cereal