La fabricación de cerveza con maíz, es una practica muy extendida ya que su composición y precio es muy atractiva para los fabricantes.
            El maíz, es una planta de la familia de las gramíneas con unos tallos altos de hasta 6 metros de altura y que produce una especia de piña que se llaman mazorcas donde están alojados los granos.
            Es una planta originaria de América y que constituyo la base alimenticia de innumerables civilizaciones, como la inca, azteca, maya, en el sur del continente, y otras poblaciones en los estados unidos que gestaron con su uso y estudio el maíz hibrido, debido a la continua selección que estos hacían a los granos para la siguiente cosecha.
            Hay seis variedades de maíz: dulce envainado, duro, blando, dentado y reventón.
            El maíz es rico en almidón que se convertirá en dextrinas, necesarias para la fabricación de la cerveza. Pero no solo se emplea para la elaboración de cerveza, también se emplea para la alimentación directa como las tortitas mexicanas, tamales, la chicha (bebida indígena de los Andes) y procesos industriales como el caucho sintético, resinas, insecticidas y disolventes.