LEY DE PUREZA DE LA CERVEZA DE 1516

La Ley de la pureza (Reinheitsgebot en alemán) fue decretada el 23 de abril de 1516 por Guillermo IV de Baviera. Se establecía que la cerveza solamente se debía elaborar a partir de tres ingredientes: agua (de preferencia de vertiente), cebada malteada y lúpulo. Se cree que es la primera regulación legal de un alimento. Esto tuvo lugar en la ciudad bávara de Ingolstadt, junto al río Danubio.

La ley no menciona la levadura, que fue descubierta en 1880 por Luis Pasteur como parte del proceso de fermentación de la cerveza. Antes de conocer el mecanismo de fermentación, los cerveceros usualmente tomaban el sedimento de una fermentación previa y lo agregaban a una nueva. Si no lo podían obtener, usualmente ponían una serie de vasijas y en el proceso aparecía «por sí sola» la levadura. La principal motivación de esta ley se encontraba en que Guillermo IV de Baviera tenía el monopolio de la cebada.De esta manera, al no poder comprarle a nadie más un ingrediente básico para la elaboración de esta bebida, no sólo aumentó sus ventas, sino también el precio, ya que no tenía otros cereales competidores.

Lo que provocó que la «gruit» desapareciera de las tabernas

Esta regulación permaneció en vigor hasta su abolición en 1986, al ser sustituida por las regulaciones de la Unión Europea

QUE ES EL GRUIT

El gruit es la mezcla de hierbas que aromatizaba la cerveza antes del empleo del lúpulo. El empleo de lúpulo en la historia de la cerveza es relativamente reciente en su devenir. Antes del siglo XII se aromatizaba la cerveza con mezclas de hierbas diversas (generalmente mezclas secretas). El empleo de lúpulo marcó un hito, ya que tiene propiedades conservantes además de proporcionar un sabor amargo característico.

Poco se sabe de la mezcla original denominada gruit (en latín: materium cerevisiae), debido a que había composición de diversas mezclas, cada una de ellas secreta para actuar como firma única de la cerveza

Esta cerveza cruda se prohibió tras la ley de pureza alemana de 1516. Esta ley estableció que la cerveza solo podía elaborarse con lúpulo, agua y cebada (ya que aún no se había descubierto la levadura), lo que provocó que la gruit desapareciera de las tabernas. Además, esto fue apoyado por grupos religiosos que afirmaban que algunos elementos de la gruit eran afrodisíacos y no se debían permitir.

TEMPERATURA IDEAL DE CONSUMO DE LA CERVEZA

La temperatura de la cerveza es uno de los aspectos principales para poder degustarla con todas las garantías.

Aunque existen diversos criterios, como norma general serviremos las «ale» (fermentación alta) a unos 12-14 ºC y las «Lager» (fermentación baja) a unos 7-8 ºC.

Lógicamente, la temperatura a la que se sirve se ve también afectada por la temperatura media del lugar que se degusta.

Normalmente los productores de cerveza indican en las etiquetas la temperatura a la que se aconseja beberla

COMPONENTES BENEFICIOSOS DE LA CERVEZA

La cerveza contiene vitaminas, sobre todo del grupo B (ácido fólico, tiamina, riboflavina, ácido pantoténico, piridoxina, biotina, mesoinisitol, cianocobalamina y niacina) y minerales como el fósforo, el magnesio, el silicio, el calcio y el potasio.

Por el contrario, posee muy poco sodio.

Respecto a los polifenoles, hay que recordar que son antioxidantes naturales que contribuyen en la protección contra enfermedades cardiovasculares y contra los procesos oxidativos relacionados con el envejecimiento.

La fibra, por su parte, repercute beneficiosamente en nuestro sistema óseo

EL LUPULO EN LA CERVEZA

flor del lupulo

La incorporación del lúpulo como ingrediente básico para hacer cerveza tuvo lugar a finales del siglo XIV y se generalizó en el siglo XV.

El lúpulo es el aditivo principal que equilibra el dulzor de la malta, al tiempo que favorece su conservación.