TIPOS DE FERMENTACION DE LA CERVEZA

Las cervezas se dividen por sus tipo de fermentación

  • De Alta fermentación. Elaborada con levaduras que fermenta a temperatura ambiente (de 5º a 25º C); se caracterizan por que, una vez que el azúcar del mosto se transforma en gas carbónico y alcohol, las levaduras suben a la superficie del tanque, También se les conoce como ALES.

  • De Baja fermentación. Producidas con levaduras que trabajan “en frio” (a una temperatura entre 6º y 12º C). En este tipo de fermentación, las levaduras, una vez cumplida la misión de transformas los azucares en alcohol y gas carbónico, se depositan en le fondo del tanque, Conocidas como LAGERS

  • De fermentación espontanea. Fue la primera técnica que uso el hombre para elaborar cerveza, aprovechando los microorganismos del ambiente para fermentarla; no se agregan levaduras.

LA CERVEZA CON MAS ALCOHOL

La etiqueta de la botella reclama un abv de 67.5%. «Snake Venom es la cerveza más fuerte del mundo a partir del 24 de octubre de 2013, con un 67,5%. Es de color ámbar oscuro sin carbonatación debido al alto ABV. A diferencia del anterior Armageddon, el alcohol no está enmascarado en Snake Venom. está muy presente, pero todavía sabe a cerveza con un buen grado de perfil de lúpulo. Cada lote es probado por la cervecería antes de ser embotellado y los lotes aleatorios se prueban externamente «…

ANEXO:

LAS 10 CERVEZAS CON MAS GRADUACION DEL MUNDO

LA CADUCIDAD EN LA CERVEZA

¿Que si la cerveza caduca?

 

¿La cerveza caduca? No, la cerveza NO CADUCA.

Eah, ya está, ya lo sabes: LA CERVEZA NO CADUCA
Venga, ya puedes darle a la botella y cerrar la pantalla y hasta el ordenador e irte a beber esa cerveza caducada que te has encontrado en el fondo del armario.

 

FECHA CADUCIDAD – CONSUMO DE LA CERVEZA

CERVEZA DE TRIGO

1.Las cervezas de trigo no se hacen con 100% malta de trigo, pero sí tienen una cantidad elevada de este cereal, normalmente contienen una mezcla de entre un 50% y un 70% de malta de trigo, y el resto de malta de cebada.

2.Son cervezas de alta fermentación.

3.Las cervezas de trigo suelen ser turbias, es decir sin filtrar. Su versión filtrada se denomina Kristall.

4.En el siglo quince estaban tan de moda las cervezas de trigo que no había suficiente cereal para dar abasto a la producción y hacer pan, esta es una de las razones por las que apareció la ley de la pureza alemana, Reinheitsgebot, en 1516, por la que solo podían usarse cebada, lúpulo y agua. Por aquel entonces todavía se desconocía la existencia de la levadura en el proceso de fermentación.

5.Las dos variedades más importantes de cerveza de trigo son la Witbier (Belga) y la Weizenbier o Weissbier (Alemana). Habitualmente las belgas suelen ser más ácidas y refrescantes, se usa una parte de trigo sin maltear y se suele añadir otros ingredientes como cáscara de naranja o cilantro. Las alemanas por el contrario suelen ser más densas, tienen un color ligeramente más oscuro y su principal característica es el aroma a clavo aportado por la levadura utilizada.

LA CERVEZA EN LATA O BOTELLA

Cada cosa tiene su momento y cada cual sus preferencias, sobre gustos no hay nada escrito, y bla bla bla… pero en el aire siempre resuenan las mismas grandes preguntas ¿sabe diferente la cerveza en lata y en botellín? ¿Es mejor beber del vidrio que del metal? E incluso el interrogante de los más incrédulos: ¿Es la misma cerveza la que se envasa en lata y botella?

Sí, la cerveza es la misma pero el envasado es diferente ya que en la botella, al tener un cuello muy estrecho es fácil desplazar el oxígeno y taponar en ausencia de este “veneno” para la cerveza. En cambio la lata tiene una abertura muy grande y es más complicado taponarla en ausencia completa de oxígeno por lo que el proceso de oxidación de la cerveza en lata es mucho más rápido que en cualquier otro envase. Este proceso da a la cerveza sabores a metal o papel, por eso mucha gente dice que la lata sabe a lata. ¿Por qué se sigue empleando este formato si se conserva mejor en el vidrio? La comodidad para apilarlas, transportarlas y almacenarlas también suma puntos.

Otro dato curioso que diferencia a estos dos formatos es que la botella suele llevar un extra de gas carbónico, el motivo; aunque muchos apoyan directamente la boca sobre el cuello de la botella la idea inicial es vaciar el contenido en un vaso o copa, y en este proceso se pierde una pequeña parte del gas. Sin embargo la lata está pensada para playa, piscina, excursiones al monte, donde se bebe directamente desde el recipiente contenedor.

CERVEZA RADLER

Aunque la escritora bávara Lena Christ ya mencionaba esta bebida en un libro de memorias en el año 1912, la teoría más aceptada del nacimiento de la Radler surgió como casi todos los maravillosos descubrimientos de la humanidad: fruto de la casualidad y, a veces, de la necesidad.

Corrían los “felices años 20”, y más en concreto el feliz verano de 1922, cuando un club de ciclistas frenaron sus bicicletas y pararon a tomar su ganado avituallamiento en Kugler Alm, el establecimiento que Franz Xaver Kugler un trabajador del ferrocarril reconvertido a tabernero, había levantado en Deisenhofen. Este idílico lugar de Baviera lleno de frondosos bosques estaba situado a una veintena de kilómetros al sur de la capital bávara, Múnich. La majestuosidad del paisaje lo había convertido en un destino idóneo para los excursionistas que buscaban relax y aire puro lejos de la ciudad.

Después de la I Guerra Mundial, Europa vivió un auténtico boom de la bicicleta y era muy habitual organizar rutas y excursiones con este medio de locomoción para grupos de aficionados. Y, por este motivo, Kugler construyó una pista destinada a las bicicletas cerca de su taberna.

Hasta ella, aquella tarde de junio, se acercaron multitud de ciclistas demandando cerveza para saciar su sed e hidratarse después del ejercicio. Todo iba de maravilla hasta que el señor Kugler se percató de que su reserva de cerveza comenzaba a disminuir, en proporción inversamente proporcional a la llegada de clientes sedientos.

Así las cosas, el hostelero bávaro se puso manos a la obra y comenzó a mezclar cerveza con limonada para no dejar a ningún cliente sin refrigerio. Las jarras que se sirvieron aquel día contenían una mezcla formada por un 50% de cerveza y un 50% de limonada, una bebida de la que sí tenía alto stock ya que la clientela, habituada a la cerveza, le daba poca salida.

De esta manera nació lo que Kluger llamó Radlermass. Radler, que deriva de la palabra “fahrradfahrer” (utilizada en el alemán coloquial para referirse a los ciclistas) y Mass, que es el vocablo referido a las jarras de cristal de un litro, muy típicas en Baviera.

La popularidad de la Radlermass de Krugler corrió como la pólvora y, en poco tiempo, no hubo ‘biergarten’ de Múnich que se preciase que no contase con ella. Con el tiempo, esta exitosa combinación ha cruzado fronteras y podemos degustarla con normalidad y frecuencia.